Robin Dibben: la historia de un hombre que puede vivir sin sexo

Dibben asegura que se siente feliz sin experimentar atracción sexual hacia cualquier género.
Las personas asexuales sí son capaces de lubricar, tener erecciones y orgasmos, pero no les llama la atención tener sexo. | Fuente: BBC

Robin Dibben es un joven británico que se define como asexual. Esto quiere decir que nunca en sus 24 años de vida ha experimentado deseos de tener sexo con otra persona, ya sea mujer, hombre, o cualquier otro género.

“Nunca se me pasó por la cabeza querer tener sexo con nadie. Me identifiqué como asexual hace tres años cuando alguien me ofreció tener relaciones, pero mi cuerpo no quería hacerlo. Pensar en ello no me excitó nada”, declaró Robin a la BBC.

El portal británico explica que la asexualidad es una orientación sexual hacia ningún género o sexo. Esto no es lo mismo que ser célibe, asexuado o antisexual. No es que las personas asexuales hayan optado no tener sexo con nadie; lo que sucede es que no tienen ese impulso.

Robin explica que existen asexuales románticos y asexuales no románticos. Los asexuales románticos sienten atracción romántica hacia otras personas, y pueden llegar a entablar relaciones amorosas en las que no practican sexo. Por otro lado, los asexuales no románticos no sienten esta atracción.  

La Red de Visibilidad y Educación de la Asexualidad (AVEN) especifica que a algunos asexuales les disgusta fuertemente la idea de tener sexo, a otros les resulta indiferente y a otros incluso les gusta y lo disfrutan pero, aún así, son incapaces de sentir deseo sexual hacia alguien.

"Ellos solo disfrutan del sexo como disfrutan alguna otra actividad por lo que esta actividad es, no con quién la hacen", explican los especialistas. "Mucha gente no puede entender cómo funciona. Pero, si puedes tener sexo sin amor, ¿por qué no vas a poder tener amor sin sexo?" finaliza Dibben.