Salud mental: Depresión y ansiedad afectan a niños y jóvenes durante la etapa escolar

Según la Organización Mundial de la Salud, la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años. El Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado señala que en el Perú el 6% de la población mayor de 15 años tiene un episodio depresivo al año.

La sobrecarga académica y los problemas familiares son factores que dañan la salud mental de niños y adolescentes. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: momcilog

La Organización Mundial de la Salud (OMS) seleccionó como lema para conmemorar una nueva fecha del Día Mundial de la Salud Mental a los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación.

La etapa de vulnerabilidad emocional que se extiende desde la niñez hasta la juventud es un tiempo en que se siembran problemas mentales que se arrastran hasta la adultez y que impiden la madurez de la persona. Pese a la gran importancia de una atención en salud mental durante toda esta etapa humana, hay una falta de atención a este problema.

El abandono de la salud mental en jóvenes presenta sus efectos con un problema en concreto: la depresión. Según la OMS, en el mundo existen más de 300 millones de personas con depresión. Entre el 2005 y el 2015 se registró un incremento mundial de hasta 18% en casos de depresión, dice la psicóloga especializada en educación de la Universidad Cayetano Heredia, Giuliana Niquen.

La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, “pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan”, afirma en comunicado oficial la Organización Mundial de la Salud.

El objetivo de conseguir excelentes notas escolares sin tener en cuenta la salud mental es común en las escuelas peruanas. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: monkeybusinessimages

ESPACIOS NOCIVOS

No hay que hacer mucho esfuerzo para saber que en Perú el problema de la salud mental en niños y adolescentes es bastante delicado. Según una investigación del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado, en el 2014 se registró que el 6% de la población mayor de 15 años, tiene un episodio depresivo al año. En la misma investigación también se concluye que más de un millón 700 000 personas, entre 15 a 19 años, tiene síntomas depresivos.

La depresión y la ansiedad son dos de los problemas de salud mental más importantes en la actualidad y tanto niños como adolescentes lo pueden sufrir. Y lo peor es que lo sufren en silencio”, dice a RPP Noticias, la psicóloga Giuliana Niquen.

Niquen agrega que incluso el estado emocional sí influye en la salud física. Este tipo de enfermedades se denominan psicosomáticas y encontramos a las afecciones cardíacas, los dolores de espalda, de cabeza o de abdomen. Otras dolencias son los dolores musculares crónicos y determinadas afecciones en la piel.

El director en Salud Mental del Ministerio de Salud, Yuri Cutipé, afirma que tanto los niños en la escuela como los universitarios que están sobrecargados de actividades académicas y extracurriculares son grupos vulnerables si hablamos de la afectación en la salud mental.

El rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Orestes Cachay, había afirmado incluso que en dicha casa de estudios un promedio de 30% de los estudiantes sufría algún tipo de trastorno mental.

“En los estudios que se han hecho en Lima, en niños y adolescentes en el año 2007, por el Instituto Nacional de Salud Mental, nos habla de 20% a 25% de afectación cada año. De modo que no es que la Universidad San Marcos solo tenga esta casuística, sino es lo que se esperaría de cualquier Universidad, en una población universitaria y más aún si es una Universidad exigente”, explicó Cutipé para RPP noticias.

La formación de redes de apoyo en el centro de estudios y en la familia son decisivos para el niño o el joven supere su problema mental. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: PeopleImages

El representante del Minsa también afirma que “el estrés crónico y permanente es disparador de muchos problemas de salud mental como los trastornos depresivos, trastornos de ansiedad, consumo de alcohol. De modo que es esperable que en universidades de alta exigencia haya mayor estrés”.

Giuliana Niquen afirma que durante la época escolar también existe una gran presión en los menores de edad para que obtengan buenas notas. Si a esto sumamos el acoso escolar y la violencia familiar en casa se “puede generar alta perturbación y vulnerabilidad conduciendo a la ansiedad crónica en los niños”.

LA SOLUCIÓN

Yuri Cutipé del Ministerio de Salud y la psicóloga Giuliana Niquen coinciden en que la familia, la escuela, y la Universidad tienen un rol primordial para establecer redes de apoyo para disminuir los impactos en la salud mental de los universitarios y los escolares. La transmisión de herramientas emocionales para que los niños y los jóvenes puedan sobrellevar las dificultades de la vida son vitales, señala la Organización Mundial de la Salud.

“Todas estas presiones que vienen actualmente de la sociedad, que promueve la competitividad, puede generar un impacto negativo en la población, en los niños, niñas, adolescentes, más aún si no hay factores protectores”, concluye Cutipé.