¿La leche materna no es nutritiva después del año de edad? Los mitos más comunes sobre la lactancia

La lactancia materna es un pilar importante para la salud integral de los bebés, pero, ¿es cierto que solo debe ser usada en los primeros seis meses de vida? Conoce la verdad detrás de este y otros mitos.

Lactancia materna, la clave para tener niños más saludables | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: AlekZotoff

La lactancia materna tiene diversos beneficios para el desarrollo físico, mental y emocional de los bebés. Sin embargo, también está rodeada de algunos mitos que preocupan a las nuevas madres. El más común es el que relaciona la producción de leche con el consumo de líquidos. La médico y consultora internacional de lactancia materna y miembro del comité consultivo de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTP, Sara Vega lo aclara.

 "La madre debe tomar la cantidad de líquidos suficiente para satisfacer su sed. Si la madre toma líquidos en demasía, sin tener sed, pensando en que tendrá más leche, lo único que puede haber es una disminución del volúmen de leche. Si uno toma líquidos de manera repetida solo va a lograr desarrollar alergias de piel en el niño, cólicos infantiles y reacciones adversas", menciona.

 Otro de los mitos es que la leche materna pierde sus beneficios para el bebé después del año de edad. Por ello, la nutricionista Jenny García, de SANNA a Domicilio, responde a esta creencia.

¿La leche materna no es nutritiva después del año de edad? Los mitos más comunes sobre la lactancia | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: golubovy

"A partir de los 6 meses es necesario iniciar con la alimentación complementaria, que no es más que aumentar alimentos para complementar los requerimientos nutricionales del bebé. Al mantener la lactancia materna de nuestros bebés después del año de edad, ellos siguen aún beneficiándose de las ventajas inmunológicas y de los aportes que da la leche materna. Dar el pecho es una manera muy acertada de asegurar un buen estado de salud de los más pequeños y de mantener lejos varios problemas como las infecciones", menciona.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna desde el nacimiento. La primera gota de leche, llamada calostro, es rica en anticuerpos y ayuda a prevenir infecciones respiratorias y gastrointestinales en el bebé, así como desnutrición, anemia, obesidad y diabetes. Además, la lactancia también fortalece su interacción social futura. la pediatra y especialista en lactancia materna de la Clínica El Golf Julia Sánchez nos explica.

"Es importante que la lactancia materna sea exclusiva los primeros seis meses de vida del bebé. La lactancia materna consolida el vínculo madre- hijo, fortaleciendo la confianza del niño que será la base para las relaciones futuras. A través de la lactancia, el niño conecta con el mundo externo sintiendo a su madre como primera fuente de apego", finaliza.

Recuerde que la leche materna es la mejor herencia que le puede entregar a su hijo: esta célula viva es un alimento extraordinario para su bebé.