Suplementos vitamínicos no mejoran rendimiento escolar, advierten

Los suplementos vitamínicos tampoco incrementan la capacidad de memoria de nuestros hijos como comúnmente se cree, señalan expertos de la Digemid.

El consumo de vitaminas sin prescripción médica en niños y adolescentes en edad escolar no mejora su rendimiento físico y mental, pues, a diferencia de lo que cree y publicita, no hay evidencia científica que lo demuestre, advirtió la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid).

Por el contrario, los especialistas de la Digemid advirtieron que el uso excesivo de estos productos podría generar algún daño a la salud de los estudiantes como intoxicaciones, alergias, daño hepático, hemorragias y problemas cardiovasculares.

Los suplementos vitamínicos tampoco incrementan la capacidad de memoria de nuestros hijos como comúnmente se cree; sin embargo, muchos padres comenten el error de reemplazar una adecuada alimentación por multivitamínicos.

Explicaron que cuando hay déficit de alguna vitamina en el organismo de los niños y jóvenes, los médicos pueden recomendar el consumo de estos productos por un periodo determinado, acompañado de una adecuada alimentación que incluya frutas y verduras.

Todo exceso es malo

- La sobredosis de vitamina A puede producir irritabilidad, disminución del apetito, fatiga, picazón y aumento de la presión intracraneal.

- El exceso de vitamina D podría ocasionar, en tanto, la inapetencia, náuseas, fatiga, además de detener el crecimiento o afectar el sistema cardiovascular y renal.

- El uso indiscriminado de la vitamina E puede provocar náuseas, daño hepático y alteraciones en la coagulación sanguínea.