Trasmitirán en vivo y en directo operación asistida por un robot

La cirugía se podrá ver a las 4 p.m., ingresando a www.baptistsalud.net para asistir a una operación fascinante y en tiempo real
Foto: Difusi
¿Se sometería a una intervención quirúrgica sabiendo que será un robot el que le extirpará el tumor? La robótica ha avanzado tanto en algunos ámbitos de la medicina que hoy es posible ser intervenido con éxito contra un cáncer de próstata sin que el cirujano que dirige la operación toque con sus manos al paciente. Con el robot da Vinci se logra una cirugía menos invasiva y con menor riesgo de padecer incontinencia e impotencia.  

Una cirugía que se podrá apreciar en vivo y en directo, desde la sala de operaciones del Centro de Cirugía Robótica de South Miami Hospital, el próximo martes 19 a las 4 p.m (hora Perú). El cirujano Avelino Piñón realizará una prostectomía radical (extracción de la próstata) con el robot da Vinci y será asistido en la narración para la audiencia cibernética por el también urólogo Dr. Darren Bruck.

Los espectadores cibernéticos podrán presenciar la operación y escucharla narrada en español en www.baptistsalud.net  

Antes, Avelino Piñón realizaba este tipo de operación con cirugía abierta. Ahora, la realiza cómodamente sentado frente a una consola a unos cuantos metros del paciente. Desde ahí maneja los brazos del robot, en la punta de los cuales están los diferentes instrumentos quirúrgicos y la pequeña cámara que introduce a través de pequeñas incisiones de apenas ocho milímetros en el abdomen del paciente, a fin de realizar cortes y cauterizaciones necesarias para separar cuidadosamente la próstata de la vejiga.  

Al ser consultado sobre esta operación, el doctor Max Lazo, urólogo del Hospital de la FAP y de la Clínica Concebir, comentó que actualmente los tratamientos son menos agresivos y que no siempre queda alguna secuela como la impotencia o incontinencia urinaria.

Comentó que hoy en nuestro país día se receta antes de la operación 1/4 de tableta de viagra, cuyo uso se prolonga hasta por dos o tres meses. "Con esto se impide que colapse el cuerpo cavernoso y que mantenga su tonicidad", sostiene.  

Sobre la operación con el robot da Vinci, sostuvo que a diferencia de la operación tradicional, la cirugía con el da Vinci es más extensa pero menos traumática. En la cirugía abierta se realiza una incisión de unos 20 cm, en el vientre y se extrae la próstata mediante laparoscopia. La intervención dura una hora y conlleva una pérdida importante de sangre. La recuperación es prolongada y el riesgo de incontinencia e impotencia es mayor.  

La cirugía con el Robot da Vinci pude durar de dos a tres horas. ¿Las ventajas?  El paciente sangra menos, siente menos dolor, sus cicatrices son más pequeñas y permite una recuperación más rápida. Eso no es todo, la posibilidad de sufrir de incontinencia urinaria es baja y la probabilidad de impotencia se reduce a más de la mitad.  

El cirujano Avelino Piñón, quien operará con el robot da Vinci, explica que a diferencia de los instrumentos endoscópicos de una cirugía la paroscópica tradicional, que se mueven en dirección contraria a lo que dictamina el instinto, ofreciendo una imagen en espejo, el da Vinci sigue los movimientos naturales de las manos del cirujano, copiando incluso la flexibilidad de su muñecas y hasta sus dedos. "Es la diferencia entre el Nintendo y el Wii", sentencia.