Un vaso de agua más sí importa

La campaña "Bebe" (Drink Up), busca promover el consumo de agua y educar al público estadounidense sobre la vital importancia del líquido.
EFE

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, ofreció hoy en Wisconsin un mayor consumo de agua como el tercer pilar de una vida saludable, después del ejercicio y la comida sana, al lanzar una campaña publicitaria nacional para promover la hidratación entre los estadounidenses.

"Me he dado cuenta de que si vamos a tomar un paso para que seamos, junto con nuestras familias, más saludables, probablemente lo mejor que podríamos hacer es simplemente beber más agua. Así de sencillo", dijo la primera dama durante su visita a una escuela secundaria en Watertown (Wisconsin).

"Beban tan solo un vaso de agua adicional al día y pueden hacer una diferencia real para su salud, su energía, y su manera de sentirse", afirmó la primera dama, quien desde 2010 ha hecho del ejercicio y la buena nutrición un recetario para combatir la obesidad infantil.

Acompañada por la actriz Eva Longoria, la primera dama destacó las "pruebas científicas" sobre los beneficios del consumo de agua y que la buena hidratación ayuda a la concentración mental, el rendimiento atlético y "hasta puede reducir los dolores de cabeza y la fatiga".

Puntos clave de la campaña:

El agua conforma cerca del 60% del peso de una persona pero, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), el 43% de la población bebe menos de cuatro vasos de agua al día, es decir, menos de la mitad del consumo recomendado.

Cerca de una cuarta parte de los niños y jóvenes menores de 19 años no bebe agua en absoluto a lo largo del día, según datos oficiales.

El logo de la campaña, una gota de agua azul con el mensaje de "Bebe" en letras blancas, será adherido a millones de botellas de agua de las principales marcas, como Brita, Poland Spring, Evian, Voss y Dasani, y en más de 10.000 fuentes en sitios públicos, según Soler.

La campaña tampoco desalienta directamente el consumo de bebidas azucaradas y con alto contenido de calorías que, según las autoridades médicas, contribuye a la obesidad y al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Para incentivar el consumo de agua, la campaña pide a los estadounidenses que se hagan fotografías tomando un vaso de agua y las cuelguen en la red social Instagram junto con la etiqueta #DrinkH2O.

Esa foto posteriormente aparece en la página web del proyecto (www.youarewhatyoudrink.org/water-lovers/), donde ya aparecen fotos de la primera dama alzando un vaso de agua.