Una "calculadora nutricional" ayuda a cuidar la salud

La "calculadora" registra los datos nutricionales, el peso y la actividad física que le introduce el usuario, y en función de esos datos ofrece unas pautas nutricionales personalizadas.
Flickr_meddygarnet (CC)

La alimentación, la talla, el peso y la actividad que realiza una persona; todo se puede controlar gracias a una nueva herramienta virtual, la "calculadora nutricional", que han puesto en marcha varias sociedades médicas y científicas.

La "calculadora" registra los datos nutricionales, el peso y la actividad física que le introduce el usuario, y en función de esos datos ofrece unas pautas nutricionales personalizadas, como si se tratara de un nutricionista.

La iniciativa ha partido del Foro de Regulación Intestinal, que reúne a la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca), el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito) la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

El nuevo instrumento virtual responde a dos tendencias de la sociedad actual: la creciente sensibilización por los hábitos saludables y la también creciente utilización de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana.

Según sus promotores, la iniciativa permitirá a sus usuarios llevar un control más preciso de su alimentación y puede también ayudar a los nutricionistas porque facilita su labor al permitir monitorizar los datos alimentarios de sus pacientes.

La calculadora, la única en español, registra la composición de los nutrientes básicos de la dieta de manera individual, en lo que se refiere a su contenido en fibra, pero también calcula energía, proteínas, lípidos, carbohidratos, colesterol y el Índice de Masa Corporal (IMC) y determina si el peso es el adecuado.

El doctor Alberto Sacristán, miembro del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y uno de los especialistas involucrados en el proyecto, ha subrayado que el sedentarismo y el abandono de la dieta mediterránea, rica en fibra, pueden ocasionar problemas de estreñimiento.

Precisamente, un estudio publicado recientemente sobre una muestra de casi 1.600 mujeres en Francia, ha revelado que las mujeres que siguen la dieta mediterránea tienen una menor tendencia a padecer de enfermedades cardiovasculares.

La dieta mediterránea se caracteriza por el elevado consumo de hidratos de carbono, polisacáridos, vitamina B6, magnesio, potasio y fibra, entre otros nutrientes.

Sin embargo, el consumo real de fibra de la población española está entre los 15 y los 20 gramos diarios, una cifra que está muy por debajo de los 38 diarios recomendados para los hombres y los 25 recomendados en mujeres, según datos de la Sedca.

EFE