Ventilar los ambientes es el paso inicial del proceso de limpieza tras un incendio

Especialistas sugieren esperar permiso de autoridades ambientales para iniciar limpieza de casas expuestas a la zona del incendio en San Martín de Porres.
La limpieza de las viviendas cercanas al incendio en un depósito de llantas en San Martín de Porres es una de las dudas de las personas que se vieron afectadas. | Fuente: Andina

La limpieza de las viviendas cercanas al incendio en un depósito de llantas en San Martín de Porres es una de las dudas de las personas que se vieron afectadas. Los especialistas recomiendan esperar que las autoridades ambientales y de salud, como DIGESA, el Ministerio del Ambiente o el Ministerio de Salud levanten la medida sanitaria.

El médico neumólogo, José Luis Cabrera explica que durante la emergencia, las zonas más próximas deben dejar cerradas las puertas, ventanas, alacenas, recipientes de agua, etc. “En el caso en que el peligro haya pasado, hay que ventilar los ambientes y limpiar con paños húmedos todas las superficies. Los utensilios de comida, lavaderos deben ser lavados con un desinfectante o lejía diluida”, comenta.

Además, recomienda el uso de tapabocas con filtros especiales. “Las mascarillas simples solo sirven para filtras las partículas de humos/polvo más grandes pero no ofrecen ninguna garantía contra la respiración de partículas más pequeñas que al llegar a las vías aéreas (bronquios o pulmones) podrían causar complicaciones”, explica.

Doris La Chira, neumóloga del Hospital de la Solidaridad La Victoria, menciona que la ventilación es primordial. "Las casas deben estar bien ventiladas para evitar que las sustancias químicas tóxicas permanezcan en los lugares cerrados. La limpieza debe incluir suficiente agua y mascarillas especiales con filtros, así como trapos húmedos y desinfectante", afirma.

 Por su parte, Alex Jaymez, jefe de Medicina Interna de Clínica Internacional, comenta que la limpieza después de un incendio inicia con una buena ventilación de la zona comprometida. "Si se puede disponer de un ventilador sería óptimo, para así remover el humo residual que impregna todo. Segundo, remover el hollín del piso y de las paredes, usar aspiradora sería lo mejor. Retirar alfombras, es necesario porque la humedad y le hollín se fijan a ellas. Secar los muebles mojados también es importante", comenta.

"Quitar el olor a humo de las paredes es complicado, porque  impregna todo.  Hay que utilizar productos  comerciales que pueden ayudar, el vinagre con agua puede ayudar a disipar el olor. Para todo esto debe utilizarse equipo de protección personal: gafas, respiradores con filtro (las mascarillas hospitalarias no sirven para esto),  guantes protectores mínimo de nitrilo", finaliza.