Recomendaciones para prevenir las cinco enfermedades más comunes en verano

Durante verano no solo es importante cuidar nuestra piel de la sobreexposición al sol, sino también debemos cuidar nuestras manos, pies, ojos e incluso nuestra alimentación para evitar padecer de enfermedades.

Verano | Fuente: Archivo

Estamos a punto de iniciar la temporada de verano, muchos se disponen a disfrutar de sus vacaciones, de la playa y el sol. Pero también deben ser conscientes que esta época del año atrae una serie de enfermedades y que algunas de ellas pueden resultar muy perjudiciales para nuestra salud.

Jorge Samamé, director de Carreras del Instituto Carrión, nos da a conocer cuáles son las principales enfermedades que proliferan en esta época y que hacer para mantenernos alejados de ellas y no pasar por grandes disgustos en el verano.

1.- Enfermedades Dermatológicas

La piel uno de los órganos que con las afecciones más comunes del verano debido a la exposición al sol y a los rayos UV. Si no la protegemos correctamente podemos llegar a tener serias quemaduras y daños permanentes. Para su cuidado es necesario usar bloqueador solar antes de exponerse al sol y repetir la aplicación cada 2 horas. El factor del bloqueador no debe ser inferior a 30. 

También es recomendable el uso de sombreros y gorras. Recuerde que ignorar estos consejos puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de piel. Es importante vigilar los lunares que aparecen en el cuerpo y si se observan cambios en el color o tamaño acudir a un médico.

2.- Micosis en el cuerpo

El incremento de calor también favorece al crecimiento del hongo Malassezia Furfur que produce manchas blancas en la piel. Para prevenir esta molesta enfermedad es mantener una buena higiene corporal, ducharse diariamente y cambiarse de ropa en caso la sudoración sea excesiva.

 

Verano | Fuente: andina

3.- Micosis en los pies

Conocida por la mayoría como pie de atleta. Es otra de las enfermedades más comunes de la temporada, debido al uso de piscinas y baños públicos. Se caracteriza por una fuerte comezón, quemazón y descamación entre los dedos de los pies.

Para evitar este tipo de hongos es recomendable usar zapatos holgados; y si fueran zapatos apretados, estos deben ser de cuero para que el sudor de los pies se evapore con mayor facilidad. También es recomendable usar talco para pies antimicótico.

4.- Enfermedades gastrointestinales (enterocolitis)

Causada por alimentos fermentados por las altas temperaturas y una mala conservación. Provoca diarrea, gastritis y mala digestión. La mejor manera de prevenir esta enfermedad es evitar consumir alimentos en la calle y llevar una dieta a base de alimentos frescos que deben ser desinfectados previamente.

5.- Estrés

El calor aumenta los niveles de estrés en la población; si su rutina de verano se compone de malos hábitos alimenticios y sedentarismo contribuirá a su aumento. Se recomienda consumir abundante agua para mantener fresco el cuerpo y aprovechar el buen tiempo realizar ejercicios al aire libre con regularidad.