Esto debes tener en cuenta para tener una piel saludable en este verano

El sol no es el enemigo de las personas que disfrutan del verano. Sin embargo, el cuidado de nuestra piel es primordial para seguir disfrutando de los días de verano.

Verano: Esto debes tener en cuenta para tener una piel saludable en esta temporada | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: PeopleImages

Llega el verano y resulta importante cuidar nuestra piel. SI bien la radiación solar está presente los 365 días del año, es en esta temporada, cuando más nos exponemos a la radiación solar por el incremento de las actividades al aire libre. Además, estamos más expuestos a agresiones del medio ambiente como el sol, la polución, el agua de la piscina y mar, entre otros. Adriana Gamarra Luna, médico dermatóloga del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) y directora médica de Lima Derma explica.

Una rutina de limpieza adicionada con una crema hidratante, junto al uso constante de bloqueador solar, puede evitar los daños de la piel producidos en el verano. Para elegirlos correctamente se debe tener en cuenta: el tipo de piel, el principio activo y la edad.

1. Tipo de piel. La especialista explica que se conocen 16 tipos de piel en base a cuatro parámetros: seca/ grasa, resistente/ sensible, pigmentada/ no pigmentada y arrugada/ no arrugada. 

"La piel grasa es una queja frecuente, especialmente durante la adolescencia. Tiene un aspecto oleoso y brillante que obliga a la limpieza frecuente. Clínicamente se presenta como una piel gruesa, brillante, muchas veces acompañada de poros dilatados e hiperplasia sebácea", comenta la especialista en dermatología clínica, oncológica y estética.

Verano: Esto debes tener en cuenta para tener una piel saludable en esta temporada | Fuente: Liga Contra el Cáncer

Por su parte, los otros tipos de piel también tienen características diferentes. En el caso de la piel seca, clínicamente se caracteriza por "un aspecto opaco, color grisáceo, blanquecino; la piel se palpa rugoso, escamosa y con presencia de fisuras". Mientras que la piel sensible "es una condición que se caracteriza por hiperreactividad a factores ambientales acompañado a una reacción exagerada a productos de uso local. Clínicamente se caracteriza por una piel rojiza, vasos dilatados y descamación".

"Conforme envejecemos, se pierden las sustancias hidratantes naturales y esenciales de la piel. Una piel madura por ejemplo, requerirá de principios activos en base a ácido hialurónico o ácidos retinóicos, entregados en un vehículo crema para proporcionar la hidratación faltante", explica la especialista.

Ojo: tres productos básicos que siempre debemos de usar son el limpiador, el hidratante, y el protector solar. Es importante acudir al especialista para la elección del producto adecuado, según el tipo de piel y edad, ya que es necesaria una rutina individualizada y específica para cada uno.