El uso elevado de aire acondicionado origina problemas respiratorios

El aire acondicionado cambia la calidad del aire que naturalmente respiramos. De esa forma perjudica la salud humana.

El aire acondicionado perjudica la calidad del aire que respiramos. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: natasaadzic

La vida laboral continúa durante el verano. Aunque a muchos les gustaría encontrarse en la playa para refrescarse, se tiene que trabajar y el único auxilio que puede ayudar frente al bochorno en las oficinas o los espacios cerrados es un aparato llamado aire acondicionado. Sin embargo, si bien puede disminuir la sensación de calor, maltrata la calidad de aire que respiramos.

El sistema de refrigeración del aire acondicionado reseca el aire natural que respira el ser humano. Le disminuye el grado de humedad que posee. Entre un 60 % a 70 % de la composición común del aire es humedad. Este electrodoméstico ‘maltrata’ el aire que necesita la persona para sobrevivir.

“Nosotros necesitamos del aire para respirar, pero del aire natural. Sin embargo, para que los efectos dañinos por el uso continuo del aire acondicionado no afecten a la persona, recomiendo que se procure respirar siempre por la nariz porque de esa forma se caliente el aire, se filtran las partículas dañinas en los vellos nasales y se aumenta la humedad”, dijo para RPP Noticias, el director de la Unidad de Broncoscopias y Neumología Intervencionista y jefe Asociado del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid (España), Javier Flandes Aldeyturriaga.

La temperatura de 24 grados centígrados es el límite para usar el aire acondicionado. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: kenzaza

El especialista en neumología aconseja que si es necesario usar el aire acondicionado se le debe mantener en un nivel no tan extremo. La cifra límite es de 24 grados centígrados. Usarla en un nivel menor ya es perjudicial a la salud.

Efectos en la salud humana

El uso extremo y continuo del aire acondicionado puede originar problemas respiratorios severos como la laringitis, complicación asociada a la pérdida de la voz o ronquera, según información de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El otro daño del aire acondicionado es la ‘cronificación de procesos’, agrega el neumólogo Flandes. Esto quiere decir que si la persona tenía problemas respiratorios como una bronquitis, este tipo de aire puede exacerbar el cuadro clínico y extender su duración.