Infecciones urinarias en mujeres: ¿por qué se incrementan en verano y cómo prevenirlas?

El incremento de la temperatura y el uso de ropas ajustadas influyen en el acumulamiento de bacterias, virus y parásitos en la zona pélvica de la mujer.

La llegada del verano favorece el acumulamiento de microorganismos que dañan el tracto urinario femenino. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Tharakorn

La llegada del verano también significa el incremento de infecciones en las personas. Esto porque la elevación de la temperatura favorece el acumulamiento de bacterias, virus y parásitos en espacios corporales reducidos como el tracto urinario.

Las mujeres son el grupo humano particularmente más afectado por una característica anatómica en especial. “La uretra femenina es más corta, lo que la hace más vulnerable al ascenso de bacterias por la vía urinaria inferior”, explica para RPP Noticias, el médico Daniel Galarreta, especialista en urología de la Clínica Urológica Avanzada UROZEN.

El acumulamiento de agentes infecciosos en el tracto urinario femenino se puede agravar por actitudes irresponsables, alerta el médico Galarreta. Uno de ellos es el no consumo frecuente de agua que conlleva la deshidratación.

La poca ingesta de líquidos produce orinas más concentradas, disminución de la frecuencia miccional, lo que predispone a la persona a la colonización de la vía urinaria por bacterias y formación de cálculos”, sostiene el especialista en urología.

Otro factor que influye en el acumulamiento de los microorganismos dañinos es el uso de ropa sintética o ajustadas en épocas de calor, en especial, en la zona pélvica, señala Daniel Galarreta, quien agrega que aparte de las infecciones urinarias, también tenemos las infecciones vaginales cómo otros de los efectos dañinos de este tipo de bacterias o virus.

El consumo frecuente de agua o líquidos saludables es una de las mejores formas de prevención frente a las infecciones urinarias y vaginales. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: mihailomilovanovic

Hábitos de prevención

Para evitar las infecciones vaginales y urinarias es necesario evitar el uso frecuente de ropa ajustada y sintética; de la misma forma con las toallas de uso diario. Se debe practicar hábitos de higiene constantes.

También se debe ser cautelosa con las piscinas que se visiten por la temporada de verano ya que los productos químicos de las piscinas pueden alterar la flora bacteriana natural. Después de estar en la piscina, la mujer debe ducharse y cambiarse de ropa.

Entre otras recomendaciones para prevenir las infecciones urinarias está el consumir líquidos (sobre todo agua). “Lo suficiente para orinar 2 litros al día”, precisa Daniel Galarreta.

En caso se presente algún síntoma o malestar, la automedicación nunca es una opción. La visita a un médico es la mejor alternativa.