Abrigo, ventilación y vacunas: esta es la fórmula para proteger a tu hijo de los cambios de clima

La llegada de otoño a Lima ha ocasionado que las mañanas cálidas sean seguidas de tardes y noches frías, las cuales dañan la salud respiratoria, en especial de los menores de la casa.

El abrigo es un factor decisivo para proteger la salud respiratoria de tus hijos. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: FluxFactory

El calor insoportable del verano ha sido cortado de un momento a otro por la llegada del otoño a la capital. Ahora las tardes limeñas están volviendo a ser nubladas y las noches obligan a las personas a usar abrigo. Estos cambios bruscos de clima pueden dañar las vías respiratorias, en especial, de los niños.

El doctor Carlos José Mendoza Fox, especialista en Neumología Pediátrica de la clínica Anglo Americana, brinda algunos consejos a los padres para proteger la salud respiratoria de los limeños.

ABRIGO CONSTANTE

El abrigo debe ser parte del día a día de las familias peruanas. Sin embargo, no se debe confundir un abrigo constante, con extremo. Muchos padres consideran que vestir a sus hijos con doble chompa y además de lana es útil, pero no. “Un exceso de tela les impide regular su temperatura corporal con la del ambiente y asegurar los mecanismos de transpiración adecuados”, explicó el neumólogo Mendoza Fox.

El algodón es un buen material de abrigo, pero no la lana porque puede irritar las vías respiratorias, acumular polvo y causar cuadros de alergia a la persona.

VENTILACIÓN

Una ventilación constante en los dormitorios y en la casa es necesaria para que los agentes alérgenos y los virus circulen naturalmente y no afecten a ningún miembro de la familia. Además, con una ventilación natural del hogar, se mantiene la casa cálida y los cuerpos de las personas usan mecanismos reguladores de adaptación frente frío. De esa forma, se evitarán grandes cambios de temperatura cuando se sale del hogar.

La ventilación natural es un método eficaz para liberar al hogar de agentes alérgenos. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: baona

HÁBITOS DE HIGIENE

Evitar el contacto con gente enferma es importante. También el neumólogo recomienda lavarse las manos periódicamente porque previene que los niños se vayan a contagiar con virus que se encuentren en superficies que hayan tocado.

DIETA BALANCEADA

El consumo de bebidas a temperatura ambiente es preferible a tomar bebidas heladas. Nutrirse con alimentos ricos en vitamina C y A es una forma inteligente de equipar el cuerpo del niño con anticuerpos naturales. Los alimentos que tienen estos nutrientes con las frutas, las verduras, el pescado y los lácteos.

VACUNAS

La vacunación es la mejor forma de prevenir alguna infección respiratoria. “Se debe tener en cuenta que la vacunación debe incluir la administración anual contra la influenza, de preferencia antes del inicio del invierno”, precisó Mendoza Fox. Con estos consejos, tus hijos podrán estar protegidos de los cambios bruscos del clima.