Cáncer en niños: síntomas de alerta que se deben tener en cuenta

Este 15 de febrero se conmemora el Día del Cáncer Infantil, una fecha que nos recuerda que la lucha aún continúa.

Al año se registran 1600 nuevos casos de cáncer infantil en el Perú. La leucemia o cáncer a la sangre es la enfermedad oncológica más común en menores de 14 años. A diferencia del cáncer en adultos, no existe una prueba de detección temprana en niños. El médico oncólogo Elmer Huerta explica que estar atento a las señales de alerta es clave para un diagnóstico y tratamiento oportuno.

“No existe ninguna prueba que se pueda hacer en un niño para detectar un cáncer. Lo que sucede, y este es un hecho que se tiene que corregir en países de medianos o bajos ingresos como el Perú, es que la leucemia, el linfoma u otros tipo de cáncer infantil se diagnostican cuando ya están muy avanzados”, comenta.

Los síntomas del cáncer infantil pueden confundirse con los de otras enfermedades como cólera, paperas, infecciones gastrointestinales, fiebre tifoidea, entre otros. Liliana Vásquez, representante de la Asociación de Oncología Pediátrica del Perú resalta algunos de los más comunes.

“La presencia de tumores en alguna parte del cuerpo, ganglios en el cuello, fiebre prolongadas así sean bajas, dolores de cabeza que se presentan durante la noche o se asocian a náuseas, presencia de manchas blancas a nivel de la pupila”, explica.


El cáncer infantil puede ser diagnosticado desde los niveles primarios de atención. Es decir, los pediatras pueden observar los síntomas sospechosos durante una cita de rutina. El acceso a tratamientos efectivos hace la diferencia. Huerta explica que nivelar las posibilidades de los niños con cáncer un diagnóstico a tiempo y de calidad debe ser tarea de todos.

“Este problema del cáncer infantil debe ser enfrentado y resuelto por la sociedad entera: mayor educación de los padres para buscar ayuda temprana, profesionales que sepan reconocer temprano la enfermedad y un mayor número de especialistas y centros especializados son una necesidad en nuestro país”, finaliza.

Si su hijo presenta fiebre durante varios días, tiene los ganglios inflamados, presenta falta de apetito o su piel luce moretones sin razón aparente, es necesario llevarlo a su médico de cabecera para un diagnóstico de descarte. La salud de los niños es vital.