¿Existe la depresión invernal?: Esto dice la ciencia del efecto del frío en nuestras emociones

Las bajas temperaturas y la poca iluminación son los principales factores que pueden afectar la salud emocional de una persona. Cuando el estado de tristeza perdura más de 15 días es indicio de este trastorno.

La depresión invernal es característica de países fríos. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Martin Dimitrov

Cielo gris, bajas temperaturas y humedad son algunas de las características del denominado invierno peruano. Hoy, por ejemplo, nos sorprendió una mañana fría. Más de una persona no puede evitar tener un estado de ánimo decaído por este cambio de clima. ¿Será posible que una mañana así pueda desencadenar un cuadro de depresión entre los ciudadanos?

De acuerdo con el portal Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el clima si puede afectar la salud emocional generando el llamado trastorno afectivo estacional, conocido popularmente como "depresión otoñal".

Según la web médica, este tipo de trastorno mental aparece cuando el otoño finaliza y comienza el invierno, situación que vive Lima. Sin embargo, el psiquiatra Humberto Castillo, director del Centro de Investigación y Desarrollo en Salud Mental de la Universidad Cayetano Heredia, afirmó que, si bien este tipo de climas influyen en el bajo estado de ánimo de la persona, no se puede hablar de depresión hasta que se cumplan ciertos requisitos.

“Ese ánimo es adaptativo, pero sí es intenso y es un desgano que produce que (la persona) no vaya al trabajo, al colegio y abandone sus actividades por más de 15 días ya estaríamos pensando en una depresión patológica”, precisó.

La depresión es un trastorno mental que puede ser influenciado por el clima, pero no lo origina. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: MariaDubova

VULNERABILIDAD PERSONAL

El clima puede influenciar en la salud mental de la persona por medio de dos fenómenos: la temperatura y la luz.

La temperatura influye en nuestro estado de ánimo: ante el frío, las personas tienen una actitud más retraída y salen menos. Esto influye en los estados emocionales. La ausencia de luz es aún más determinante en el estado emocional. La luz de la mañana es un activador natural: los veranos se asocian a vacaciones, playa. Eso hace que las personas estén más animadas en verano que en invierno, explicó Castillo.

Si bien el clima puede tener un papel importante en la salud mental, no es determinante. El clima te deprimirá o te activará el ánimo, siempre y cuando, seas vulnerable. Todo depende de la historia psíquica del individuo y de la fortaleza emocional que haya ido cultivando a lo largo de su vida para que un cambio estacional le afecte. La herencia genética también cuenta.

“En algunas personas con depresión se recomienda fototerapias, que es básicamente exponerlo a la luminosidad. Pero si no tiene esa vulnerabilidad, por más que ese exponga al clima, no podrá tener depresión”, aseveró Castillo.

En países fríos, como los del hemisferio norte, 20% de la población es depresiva por el clima. “En el nuestro ocurre, pero ligeramente”, informó Castillo.