Guía para padres: ¿Cómo hablar con los hijos sobre la crisis política en el Perú?

Elmer Huerta explica que la actualidad política nacional puede ser aprovechada por los padres. Es una oportunidad para enseñar a sus pequeños sobre ética y valores.
En tiempos de crisis, es recomendable hablar de política y sociedad con los más pequeños de la casa. | Fuente: Getty Images

En medio de una situación de crisis como la que se vive ahora en el Perú, los padres deben aprovechar para conversar con sus hijos sobre temas de la historia política del país y la sociedad. El tono de la conversación es importante: se debe ser paciente y minucioso. “Los expertos recomiendan que la conversación con los hijos se adecúe a su edad”, comenta el Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta.

El tono de conversación del padre con el hijo depende de la edad del niño, la cual se divide en tres etapas: la edad pre-escolar, la edad escolar y la adolescencia.

En el caso de los pre-escolares, ellos mezclan la realidad con la fantasía. Por eso les afecta cuando los padres se preocupan de las noticias del mundo real a diario. Ellos entienden un lenguaje simple y directo. En la etapa escolar, en tanto, el niño observa qué ocurre a su alrededor y hace preguntas. Los padres deben explicarle diversos temas de forma simple y detallada.

LA COMPLICADA ADOLESCENCIA

Los adolescentes merecen un abordaje especial. Tienen sus ideas propias y pueden ser dogmáticos. Consideran que sus creencias son las más importantes. Ellos necesitan una conversación que incluya intercambio de ideas y puntos de vista. Los padres deben estar preparados para aceptar argumentos y no imponer sus ideas. “Los padres son los héroes de los hijos y éstos van a imitar su comportamiento”, comenta Huerta.

El especialista recomienda que los padres encuentren una oportunidad de diálogo con los hijos en estos tiempos de crisis. De esta forma, los niños sabrán cómo funciona la estructura del Estado y los procesos democráticos desde la fuente más importante para ellos: sus padres.

“Estos son momentos en que los adultos deben comprometerse a trabajar con alegría y honradez, buscando el desarrollo personal e institucional. Deben hablar con los hijos, explicándoles por qué no es bueno ser 'vivos' o informales. Darles el ejemplo con respeto, por ellos y por la sociedad”.