Hacer demasiado esfuerzo en el gimnasio puede producir daños graves en el cuerpo

Tendinitis en el codo o las rodillas, lesiones en los meniscos, lumbalgia y hernias traumáticas son algunos de los daños que se originan cuando una persona se excede al realizar actividad física sin tener la costumbre.

La lesión a la rodilla si no se trata a tiempo puede desencadenar un rompimiento de la rótula. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: pashapixel

El verano está llegando al Perú. Se puede observar con mayor frecuencia que los peruanos quieren ponerse en forma. Sin embargo, muchas de estas personas no están acostumbradas al ejercicio físico y, si se exigen demasiado sin tener la costumbre, pueden lesionarse.

El médico traumatólogo Luis Cotillo, especializado en medicina deportiva, brinda consejos para que durante la práctica deportiva no exista lesión alguna. “Todo paciente que acuda a un gimnasio tiene que hacerlo de forma progresiva y escalonada. No es que vaya dos horas y me sobresature. Nos podemos lesionar alguna articulación importante de nuestro cuerpo como el hombreo, los codos, la cadera, la columna y la cadera”, explicó a RPP Noticias.

Muchos de los gimnasios que abren sus puertas con ofertas especiales no tienen personal capacitado para acompañar a los nuevos usuarios con algún tipo de rutina física para que no se hagan daño, agrega el experto en medicina deportiva.

El dolor de espalda es otra lesión común luego de un sobreesfuerzo de ejercicios. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: PeopleImages

¿CUÁLES SON LAS LESIONES MÁS COMUNES?

Entre las lesiones más comunes que se presentan debido a esta negligencia es la tendinitis en el codo, mejor conocida como codo de tenista. “Es una fricción por el uso frecuente del peso y la flexo extensión de nuestro miembro superior hará que se inflame la zona del codo. Cuando la persona sienta un dolor en esa zona, debe de parar”, advierte Castillo.

Si el usuario del gimnasio persiste en la sobreactividad física puede causar en sus rodillas un rompimiento de la rótula llamado condromalacia, también puede producirse una cojera.

Frente a una lesión, dice el médico traumatólogo Luis Castillo, la persona no debe automedicarse. “Tiene que colocarse hielo primero y hacerse ver por un médico. Muchas veces creemos que frotándonos con las cremas y aplicaciones tópicas que producen calor. Eso es como apagar un incendio con gasolina. Jamás se debe poner calor”, sostiene el traumatólogo Castillo.

Otra situación que podría afectar gravemente la salud del peruano al sobreexcederse en el ejercicio físico es cuando mezcla maniobras bruscas con un peso inadecuado. La tendinitis, las lesiones a los meniscos, las lumbalgias e incluso una hernia traumática podría ser los daños más graves. Lo que se recomienda es hacer ejercicios, pero paulatinamente, dice Castillo.