Gracias a:  

La masificación del gas natural en el Perú y su impacto en la sociedad

Actualmente, más del 50% de la energía eléctrica del país tiene como fuente de generación al gas natural.
La masificación del gas natural avanza más rápido que en otros países de Latinoamérica. | Fuente: www.shutterstock.com

El gas natural ha cobrado una notoria importancia en el panorama energético mundial y el Perú no ha sido ajeno a esta tendencia global.

La masificación del gas natural avanza más rápido que en otros países de Latinoamérica, en periodos similares, gracias a las acciones de Cálidda, empresa concesionaria encargada de la distribución de gas natural en Lima y Callao.

Este año se ha roto record en conexiones y nuevos clientes. Jorge Olazábal, director general de Cálidda, señaló que la compañía alcanzará 120 mil conexiones domiciliarias al término del 2017 y con ello sumarán 570 mil clientes. Esto ha hecho que la calidad de vida de más de 2’500,000 personas mejoren.

¿A qué se debe la masificación del gas natural?

Olazábal establece tres puntos fundamentales:

1) Nuevas redes de distribución: Cada año se invierte cerca de 85 millones de dólares en nuevas redes para poder llegar a más clientes y tener más cobertura. El desarrollo de las redes de distribución de gas natural físicas permitirá que en menos de cinco años, cerca de medio millón de hogares dispongan en sus casas suministros continuos de gas natural.

Cada año se invierte cerca de 85 millones de dólares en nuevas redes para poder llegar a más clientes y tener más cobertura. | Fuente: www.shutterstock.com

2) Las propiedades del gas natural: Al ser un combustible natural, compuesto principalmente por metano (CH4) produce menores cantidades de emisiones contaminantes. El gas natural se perfila como la fuente de energía para preservar el entorno, cuidando la calidad del aire que respiramos y garantizando el mayor bienestar dentro y fuera del hogar.

3) Incentivos del gobierno: El Estado proporciona programas de masificación de gas natural como el BonoGas, que tiene como objetivo que más familias peruanas puedan acceder al servicio de gas natural en su hogar a través de financiamiento para la instalación interna. En ese sentido, el Estado les subvenciona el 100% de la instalación a las familias que pertenecen al sector socioeconómico E, mientras que los que pertenecen al nivel D, le subvencionan el 75% (es decir, solo pagan un 25% que Cálidda luego financia) y para los que pertenecen al nivel C, le subvencionan un 50%.

El objetivo es masificar y llegar a las familias con menos recursos y promover este combustible natural que es el que menos contamina el medioambiente, en comparación a los combustibles tradicionales.

El desarrollo de las redes de distribución de gas natural físicas permitirá que en menos de cinco años, cerca de medio millón de hogares dispongan en sus casas suministros continuos de gas natural.

El objetivo es masificar y llegar a las familias con menos recursos y promover este combustible natural que es el que menos contamina el medioambiente. | Fuente: www.shutterstock.com