Ricardo Gareca, líder de la Selección Peruana dentro y fuera de la cancha

La renovación de Ricardo Gareca como director técnico de la Selección Peruana se oficializó en una conferencia de prensa. El papel del DT de Perú no es solo de entrenador y estratega, sino también de amigo y soporte emocional para los jugadores.

Esta mañana se anunció la renovación de Ricardo Gareca como el director técnico de Perú con miras al mundial Qatar 2022. Con la proeza de llevar a la blanquirroja a una Copa del Mundo después de 36 años, el papel del DT, Ricardo Gareca, es un factor importante para el rendimiento físico y emocional del equipo.

Humberto Castillo, médico psiquiatra, explica que la imagen de un entrenador con experiencia ayuda a mantener la confianza entre los jugadores. Además de la experiencia profesional, Gareca motiva e integra al equipo para alcanzar un fin en común.

"Un entrenador alienta permanentemente a seguir al equipo. El estilo de Gareca es dar confianza y crear el sentido de equipo, que todos tienen un rol importante en el conjunto para lograr los objetivos. Es importante que conozca bien a cada jugador para entender cómo funcionan", comenta.

Para el especialista, tan importante como brindar apoyo a nivel de equipo, un buen director técnico debe tener en cuenta las aptitudes individuales, así como las debilidades para que puedan ser potenciadas durante el trabajo en equipo.

"No solo es con las capacidades técnicas, sino también emocionales. Es importante para que fluya un buen trabajo. Se tiene que buscar que exista sincronía en el equipo, que se influyan entre ellos y funcionen como un bloque", explica.

Además del trabajo en emociones frente a importantes partidos, Gareca ha trabajado en un adecuado control de altos niveles de estrés y ansiedad en la cancha