Ver gatitos kawaii incrementa la atención y la concentración

Investigaciones científicas afirman que estas imágenes activan nuestro instinto de protección.
La explicación científica de nuestro apego a las imágenes tiernas de gatos y perros en la web sería la neotenia, un fenómeno que hace que nos sintamos atraídos hacia los rasgos infantiles de algunas especies, cuando ya ha pasado su etapa juvenil. | Fuente: Facebook/ Lil Bub

Boo es una de las celebridades del mundo animal en las redes sociales. Con más de 17 millones de seguidores en Facebook, este perrito de raza Pomerania ha logrado rentabilizar su imagen a través de campañas publicitarias y merchandising. Pero el boom de las mascotas en redes sociales, o pet influencers, no solo beneficia económicamente a sus dueños, sino que mejora nuestras habilidades.

Con más de 17 millones de seguidores en Facebook, este perrito de raza Pomerania ha logrado ser imagen de una importante aerolínea estadounidense. | Fuente: Facebook/ Boo

Una investigación de la Universidad de Hiroshima, en Japón, determina que los videos y fotos de mascotas kawaii mejoran la concentración y percepción de detalles. Los científicos afirman que al observar a estos animales se activa en nuestro cerebro una mayor atención, despertado por nuestro instinto de protección. Este reflejo es el mismo que se activa cuando uno cuida bebés.  

De acuerdo con el estudio, la explicación científica sería la neotenia, un fenómeno que hace que nos sintamos atraídos hacia los rasgos infantiles de algunas especies, cuando ya ha pasado su etapa juvenil. “Las características más resaltantes son los ojos grandes, narices pequeñas y cortas extremidades”, afirma.

Marnie, un shih tzu de seis años, es una sensación en las redes sociales y ha logrado reunir más de 400 mil seguidores en el mundo. | Fuente: Facebook/ Marnie The Dog

La investigación afirma que ver este tipo de imágenes incrementa la productividad de los trabajadores en la cadena empresarial. “Se observa un constante comportamiento de cuidado en situaciones específicas, como conducir o plantear soluciones a momentos de crisis”, comenta.

Esta actividad permite que nuestro cerebro tome un descanso de las tareas diarias. Ver fotografías o videos de gatitos y perritos incrementan la efectividad de los empleados.

Lil Bub es una gata de tres años que se ha coronado como una de las más exitosas mascotas, logrando rodar una película titulada "Lil Bub and frienz". | Fuente: Facebook/ Lil Bub

Asimismo, el estudio publicado en la revista Computers in Human Behavior, titulado Regulación emocional, procrastinación y vídeos felinos online: ¿quién ve esos gatos, por qué y con qué efecto?, concluye que ver imágenes de gatitos tiernos o perritos bebés incrementa nuestros niveles de endorfinas, lo que nos proporciona un sentimiento de alegría.

Si bien los videos de mascotas son populares en las redes sociales, los que tienen como protagonistas a divertidos gatitos son los favoritos, superando a los perritos. La ciencia lo dice: no se resista e incremente su atención con gatitos.