La erección es más importante que el tamaño

El mito sobre que el miembro viril grande es sinónimo de buenos amantes, ha creado una fantasía sexual.

El tamaño del pene tiene relación con el tamaño del útero. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El hombre es uno de los machos para quienes el coito sexual es más complejo. Para empezar, en vez de tener un hueso en el pene (llamado báculo o hueso peneano, como muchas otras especies) que le ayudaría a mantenerlo erecto, el hombre debe conseguir una erección sin este tipo de ayuda y la obtiene mediante el proceso de excitación, donde el principal responsable son los sentidos y el cerebro. Esta excitación produce la erección, la cual es un mecanismo de acumulación de sangre, un sistema hidráulico perfecto que implica que si el macho tiene algún problema de salud (como cardiovascular, diabetes, nervioso), no consigue una erección. Esto ayudaba a descartar a los machos no saludables y a los hombres mayores, hecho fundamental para el proceso de reproducción y población hace millones de años. Parece entonces que el pene es como un termómetro que avisa oportunamente cuándo existe un problema de salud como diabetes, arterosclerosis, enfermedades renales, vasculares, neurológicas o mentales, impidiendo la erección y sacándolo del juego de la reproducción.

Entonces, vamos viendo que la erección tiene una real importancia y muchas veces más que el tamaño del pene, siendo esto último una gran preocupación para los hombres. Debemos tener en cuenta que 9 de cada 10 hombres desea tener el órgano reproductor más grande a su tamaño actual (incluso teniendo penes no necesariamente pequeños o medianos). Aunque hay veces en que un pene excesivamente pequeño puede generar algún problema.

Un pene erecto menor a 7.5 centímetros en erección o 4.5 cm en flacidez (dependiendo la raza) se llama pene pequeño. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Debemos tener en cuenta que no es en el tamaño del pene en lo primero que se fijan las mujeres, pero sí adquiere una relativa importancia en los juegos eróticos (aun así, menos de lo que los hombres creen). Los mitos del miembro grande como sinónimo de virilidad y de buenos amantes han creado la fantasía sexual de que solamente un pene de 21 centímetros y siempre erecto es lo único que dará placer y orgasmos a las mujeres, lo real es que solamente puede generar placer a nivel de fantasía sexual en algunas personas, mas no necesariamente placer en los coitos. Sin embargo, en hombres homosexuales se ha visto que la exigencia a un pene de mayor tamaño sí es más excitante.

Es bueno saber que el pene del hombre es mayor en proporción al de otros primates, pues la vagina de la mujer es más profunda. Así, el tamaño del pene tiene relación con el tamaño del útero y, por ejemplo, en las razas donde las mujeres son más pequeñas, el pene del hombre será más pequeño.

El tamaño de pene sí adquiere una relativa importancia en los juegos eróticos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Entonces, un pene erecto menor a 7.5 centímetros en erección o 4.5 cm en flacidez (dependiendo la raza) se llama pene pequeño, y puede representar problemas a la hora del coito, sin embargo, se han registrado casos de hombres con penes de 4 centímetros que con pautas de sexólogos pudieron reproducirse satisfactoriamente con su pareja.

A partir de un pene erecto de 10 cm, una mujer puede quedar embarazada sin mayor problema (ojo que la problemática se genera no por la capacidad de generar espermas y semen, sino por la necesidad de tener un conducto que los lleve hacia zonas profundas de la cavidad vaginal). Un pene de tamaño normal tiene en erección entre 12.5 y 17.5 cm, dependiendo de la raza, es suficiente. Si el pene es más grande, podría producir dolor a muchas mujeres. Hay que tener en cuenta que el promedio del pene erecto en el hombre peruano oscila entre los 13.9 cm. y 14.1 cm. Lo cual coloca al peruano dentro del rango de un pene tamaño normal. Pese a ello, más del 80 % de varones al señalar que el tamaño sí importa, estarían vinculando solamente el pene a su virilidad, a su masculinidad y a su capacidad de ser un buen amante; lo cual sabemos que no tiene absolutamente nada que ver.

En las razas donde las mujeres son más pequeñas, el pene del hombre será más pequeño. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Para el 80 % de las mujeres, más que un buen tamaño prefieren un pene con una erección duradera y una eyaculación controlada que les asegure orgasmos y placeres. Es importante señalar que para dar placer no solo se necesita un pene, ese es solo una de las tantas herramientas que el hombre posee aunque a veces le da flojera descubrir.

Finalmente, podemos concluir que el tamaño puede importar como parte de las fantasías sexuales de algunas mujeres, pero esa importancia es menor de la que el hombre cree.

Lo relevante es poder tener erecciones duraderas y sostenibles de forma natural, ya que hay mujeres que pueden identificar claramente cuándo un hombre utilizó algún medicamento, pues es sabido por muchos, que las erecciones naturales no pueden ser tan prolongadas sin tener periodos de flacidez incluso durante momentos de excitación.