¿Cómo afecta a un niño la separación de sus padres?

¿Cómo ayudar al niño cuando el divorcio de sus padres es un hecho? ¿Cómo deben papá y mamá decírselo a su hijo? ¿Deben ser más explícitos en expresarle afecto? ¿Es bueno ocultarle al hijo la tristeza por la separación?

Todo niño que tiene una familia crece con la idea de esta es para siempre. Una ruptura como el divorcio de sus padres es una experiencia muy fuerte para ellos. Así lo señaló la psicóloga educativa Karina Shiroma. 

“Los niños (que experimentan el divorcio de sus padres) están distraídos en clases, decaídos, más pensativos o callados. Si es una niña muy sociable o alegre, el cambio es notorio y puede reflejarse en las notas. Hay niños más irritables o intolerantes, con un fastidio interno”, acotó. 

 

Los sentimientos que suelen vivir estos niños son de tristeza, ansiedad o culpa, pues a veces piensan que algo que hicieron ocasionó la separación; otros se bloquean pues el divorcio es una experiencia fuerte que no quieren conectase con sus emociones sobre todo al inicio. 

 

¿Cómo ayudar al niño cuando el divorcio de sus padres es un hecho? ¿Cómo deben papá y mamá decírselo a su hijo? ¿Deben ser más explícitos al expresarle su afecto? ¿Es bueno ocultarle al hijo la tristeza por la separación o mostrarse sincero con él?

 

Para Shiroma es importante que ambos padres hablen juntos con el niño y no lo hagan por separado para evitar dar mensajes diferentes y causarle confusión. La comunicación “debe ser clara, concreta, sin dar mucho detalle y sin mentiras”, explicó. 

 

“Tienen que ponerse de acuerdo sobre qué se le va a decir al niño. No tanto el detalle sobre qué pasó, sino explicarle el por qué en forma genérica diciéndole que ‘no logramos comprendernos, papá y mamá se han estado peleando mucho, debemos darnos un tiempo´”, indicó. 

 

La experta dijo que es importante explicarle que la separación es un problema de los padres y que los niños no tienen nada que ver con el asunto. “Los hijos que atraviesan esta situación pueden responsabilizarse o culpabilizarse por las dificultades entre los padres”, comentó. 

Divorcio | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Six_Characters

Asimismo, indicó que es necesario explicitarles a los niños el amor que se les tiene a cada uno de ellos. “Hay que tener más detalles y ser explícitos a ese nivel. Como algo se ha quebrado, el niño puede pensar que ya no lo quieren”, advirtió Shiroma. 

Además, dijo que es indispensable que los niños sepan que el divorcio es un episodio triste y pueden conversarlo cuantas veces quieran. “Es bueno propiciar espacios donde los niños puedan expresar el tema, sus emociones y pensamientos”, precisó la experta. 

Papel de la escuela

La separación de los padres es un hecho muy fuerte y doloroso para el niño. “Cuando sucede la separación lo primero que debe hacer el maestro es observar mucho al niño, ver los cambios a nivel de conducta, académico, social o a nivel de apetito”, señaló la psicóloga educativa Karina Shiroma. 

La especialista explicó es bueno preguntarle al niño si quiere que la profesora sepa del problema entre sus padres, pues la tutora que es la más cercana para el niño en la escuela. “Su papel es fundamental para que sepa que en el colegio hay una persona que puede acompañarlo en el momento que lo necesite”, manifestó.

Según su experiencia, el niño puede sentirse más libre de conversar con alguien que está fuera de la familia de lo que está sucediendo en casa. “Necesitan compartir su tristeza y experiencias que le causan mucho dolor y se podría pedir una ayuda externa para el niño según el caso”, acotó.