¿Qué debe contener una mochila de emergencia para gestantes o familias con bebés?

Ante fenómenos naturales es recomendable tener una mochila de emergencia, para prevenir emergencias. Esta debe contener implementos particulares para cada uno.

¿Qué debe contener una mochila de emergencia para gestantes o familias con bebés? | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Pekic

Vivimos en un maravillo y, para algunos, todavía extraño planeta, que se manifiesta con lo que se denominan “fenómenos naturales”, es decir con lluvias, sismos, oleajes, deslizamientos de tierra, incendios forestales, huracanes, tsunamis, etc., y, claro que esto influyen en la salud sexual y en la salud reproductiva, por eso me atrevo a mencionarlo.

Nosotros, todos los habitantes del planeta, también somos parte de esa naturaleza que parece que nos quiere castigar, pero no es así, no existe tal castigo, somos nosotros mismos que en nuestra ignorancia decimos “desastres naturales” por ejemplo, y no nos damos cuenta de los expuestos que podemos estar ubicándonos en zonas inseguras, esperando que por algún poder divino esto no nos afecte.

Lo cierto es que debemos estar preparados y, más aún si estamos gestando o tenemos bebés en casa. Recordar, además, que la gestación es un proceso fisiológico normal y, que durante los tres primeros meses, se puede desplazar con toda normalidad, por si hay la necesidad de tener que salir de un lugar rápidamente. A partir del segundo y tercer trimestre, el peso de la gestación podría generar algo de dificultad para el desplazamiento, se puede producir una caída, solo producto del nerviosismo y esto hasta podría desencadenar el trabajo de parto.

¿Qué debe contener una mochila de emergencia para gestantes o familias con bebés? | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: JohnnyGreig

En estos casos, lo primero es trabajar en un plan de acción antes de ocurrido un evento adverso, ya sea por un fenómeno natural u otro ocasionado por la mano del hombre, como, por ejemplo, un incendio, que también puede requerir una evacuación súbita y rápida.

El plan debe consistir en que todos los miembros de la familia se preparen, tener las llaves de la casa en un lugar visible, una ruta de evacuación en el hogar, la mochila para emergencias abastecida con lo necesario y revisar los vencimientos de los productos, incluir toallas higiénicas y si hay bebés o recién nacidos, tener un kit de emergencias especial, que incluya pañales, medicamentos básicos para la fiebre, por ejemplo, entre otros.

Luego de ocurrido el evento adverso, como, por ejemplo, un sismo, la familia, la gestante y el bebé o recién nacido deben tener un lugar para esperar ayuda de ser necesaria, este lugar debe estar previamente coordinado y ubicado de manera que toda la familia esté informada, incluso incluya a sus vecinos más cercanos.

Lo principal es mantener la calma, estar preparados mucho antes y, sobre todo, si es un evento que puede ser originado por la actividad humana, se deben prevenir los riesgos identificando adecuadamente las amenazas o peligros.

Los eventos adversos no discriminan a nadie y, una mujer gestante o una familia con niños pequeños o bebés que no están preparados, no serán la excepción. Si tienes alguna duda, consulta con tu obstetra de confianza que podrá orientarte mejor como profesional de la salud.