Las mujeres y la importancia de la educación sexual

La mujeres, sea cual sea su edad o si están o no en una relación,se deben preocupar por su fertilidad y la posibilidad de quedar embarazadas por lo que es importante informarse, evaluar y tomar una decisión propia al respecto.  

El embarazo y la maternidad marcan un antes y un después en la vida de cualquier mujer, así que vale la pena asumirlo como un tema trascendente y por lo tanto, informarse, evaluar y tomar una decisión responsable al respecto. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: AntonioGuillem

Es común que las mujeres, sea cual sea su edad, si están o no en una relación, si tienen hijos o no, se preocupen por su fertilidad y la posibilidad de quedar embarazadas en el presente, en el futuro inmediato o incluso más lejano. Y es razonable: el embarazo y la maternidad marcan un antes y un después en la vida de cualquier mujer, así que vale la pena asumirlo como un tema trascendente y por lo tanto, informarse, evaluar y tomar una decisión responsable  al respecto.  

Durante la transición en la pubertad y los cambios típicos del desarrollo, se inicia la capacidad reproductiva de la mujer con la primera menstruación (menarquia) y que en el caso de nuestro país, ocurre en promedio a los 12 años.  Por lo tanto, antes de ese momento la mujer ya debe tener información básica que le permita conocer mejor su cuerpo, su funcionamiento y entender que esos cambios ocurren en lo externo pero también a lo interno, y que el inicio de la sexualidad viene acompañado de la posibilidad de embarazarse.

Quedar embarazada durante la adolescencia puede alterar en gran medida las perspectivas de vida de las mujeres jóvenes y las de sus hijos. Las complicaciones del embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las mujeres de 15 a 19 años,  y los bebés nacidos de madres adolescentes enfrentan mayores riesgos para la salud que los nacidos de mujeres mayores.

Además, el embarazo adolescente está asociado con menor nivel de educación, y puede perpetuar un ciclo de pobreza de una generación a la siguiente. Por lo tanto, ayudar a las mujeres jóvenes a evitar embarazos no deseados puede tener beneficios de gran alcance para ellas, sus hijos y la sociedad en general.

Miles de adolescentes quedan embarazadas todos los años porque no usan anticonceptivos o los usan incorrectamente. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: areeya_ann

Así, la herramienta más poderosa para evitar un embarazo no planificado, sobre todo en adolescentes, es la información y educación sexual que permite buscar orientación adecuada y por lo tanto, tomar decisiones acertadas en anticoncepción.

Un estudio realizado en Perú con investigadores de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y el Guttmacher Instituto de USA, en 61 escuelas secundarias, demostró que la implementación actual de esta temática no cubre las necesidades de los y las adolescentes. Los temas relacionados con la anticoncepción y el embarazo no planeado, tales como dónde obtener anticonceptivos y cómo usarlos, se encuentran entre las áreas menos cubiertas en las clases de educación sexual.

En ese sentido, miles de adolescentes quedan embarazadas todos los años porque no usan anticonceptivos o los usan incorrectamente. Además existen otros motivos relacionados a creencias, mitos y temores en lo concerniente a sexualidad, en donde podemos mencionar las siguientes:

  • Creer que no quedarán embarazadas
  • Tener miedo de ir a un profesional para pedir anticonceptivos
  • No saber cómo obtener un anticonceptivo o pensar que no tienen suficiente dinero para pagarlo
  • Estar preocupadas que sus padres se enteren
  • Tener miedo de lo que piensan sus parejas sobre los anticonceptivos
  • Creer que los anticonceptivos pueden afectar la capacidad de quedar embarazada en el futuro
  • Tener relaciones sin planear
  • Creer que no quedarán embarazadas en la primera relación sexual

No obstante, entre el 2010 y 2015 se observa que el uso de métodos anticonceptivos en el Perú de mujeres entre 15 a 19 años aumentó de 44.6% a 51.6%. Sin embargo, el embarazo adolescente en el mismo período creció a 13.6%, en los sectores rurales subió al doble y es seis veces más alto en niveles educativos secundarios que superiores.

De tal modo, es muy importante que la información sobre educación sexual pueda llegar a todos nuestros adolescentes, y les permita tomar mejores decisiones en temas de anticoncepción en beneficio de ellas, sus hijos y la sociedad en general.