Ameba “comecerebros”: Es ocho veces más probable morir por un rayo que a causa de este microbio

En Estados Unidos, entre los años 2008 y 2017, se presentaron 34 infecciones por este tipo de ameba, mientras que rayos eléctricos mataron a 281 personas.

El rayo eléctrico de una tormenta es una causa de muerte más probable que por la ameba "comecerebro". | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: stock_colors

Descubre el canal de podcast de Espacio Vital a cargo de Elmer Huerta en RPP Player.

Los seres humanos no vivimos solos en el planeta. Alrededor de nosotros cohabitan millones de microorganismos, cuya mayoría afortunadamente no nos hacen daño. Sin embargo, uno de ellos sí puede ocasionar la muerte, aunque su infección sucede casi nunca.

Hablamos de la famosa ameba “comecerebros”, la cual pertenece a la familia Naegleria fouleri. Este tipo de microorganismo mortal habita en aguas estancadas como las piscinas contaminadas, detalló el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, en el programa La Rotativa del Aire.

Huerta agregó que este tipo de microbio ya fue descartado por el Ministerio de Salud en el caso de la niña de 10 años en Chorrillos el viernes pasado. Es poco probable que este tipo de microorganismo infecte a las personas, pero de sucederse es letal, precisó.

Ameba "comecerebro" en una ilustración 3D. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Dr_Microbe

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) registraron 34 infecciones por la ameba “comecerebros” entre el 2008 y el 2017. A la par en esos nueves años se presentaron 281 casos de muerte por la caída de un rayo.

Es ocho veces más probable que un muera por un rayo a que mueras por una ameba comecerebros”, dijo Huerta, sin embargo, el Consejero Médico de RPP Noticias alertó que esto no quiere decir que se dejen de limpiar y mantener en una buena calidad el agua de piscinas y playas.

Huerta señala que este microbio infecta a una persona de la siguiente manera. “Ingresa al cerebro por los nervios olfatorios y ahí ocasiona una infección llamada meningoencefalitis, lo que ocasiona una supuración al cerebro. La infección es casi siempre fatal”, alertó.