Los niños con mala condición aeróbica tienen mayor riesgo de contraer diabetes tipo 2

Luego de un examen físico en menores, los investigadores también examinaron la circunferencia de las cinturas, los niveles de insulina en la sangre, la glucosa, el colesterol HDL, los triglicéridos y la presión arterial

Los niños con menor rendimiento en la prueba física tenían más factores de riesgo para la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Ruslanshug

Un estudio publicado en la revista Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports señala que los niños que tengan una mala condición aeróbica, es decir, poca capacidad de rendimiento en la actividad física, tienen mayor factor de riesgo de sufrir diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares que los menores que sí tienen una buena condición.

La investigación se realizó como parte del estudio de Actividad Física y Nutrición en Niños (PANIC) en la Universidad del Este de Finlandia. El método fue estudiar a 352 niños finlandeses, entre los 9 a los 11 años. Para evaluar su aptitud aeróbica se les sometió a un test físico donde se midió su consumo máximo de oxígeno, su adiposidad corporal y su masa muscular esquelética.

Para medir el nivel de riesgo de los niños para contraer la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares, los investigadores también examinaron la circunferencia de las cinturas, los niveles de insulina en la sangre, la glucosa, el colesterol HDL, los triglicéridos y la presión arterial.

Los niños deben ejercitarse para esar saludables. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: FatCamera

UNA NUEVA FÓRMULA PARA CONOCER LA CAPACIDAD AERÓBICA

Una prueba de aptitud aeróbica común, señala el estudio, se calcula con la división del resultado de una prueba física con la masa corporal total que incluye el tejido adiposo. Sin embargo, esto puede presentar errores si se intenta obtener de ello una relación con la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares porque incluye la cantidad de grasa de las personas.

Los investigadores finlandeses cambiaron esta fórmula y eliminaron el factor adiposo para consideraron la masa muscular esquelética. Los resultados fueron más débiles (menores), a diferencia que cuando se consideraba también el factor adiposo.