Respirar aire contaminado mata por fallas en corazón y pulmones

Respirar aire de mala calidad es la causa de polución más mortal. La contaminación del aire en interiores es un peligro para los hogares más pobres.

El aire contaminado causó 6.5 millones de muertes el 2015, de un total de 9 millones de personas que perdieron la vida a causa de la contaminación en el mundo, según un informe publicado en la revista científica The Lancet.

De acuerdo al reporte, respirar aire de mala calidad es la causa de polución más mortal, le siguen la contaminación de agua (1.8 millones de muertes), aquella que se produce en los lugares de trabajo (800 mil muertes) y aquella originada por el plomo (500 mil muertes).

La investigación, que involucró a más de 40 autores internacionales y se prolongó durante dos años, arrojó que las muertes por contaminación atmosférica estuvieron relacionadas a enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Contaminación del aire causó 6.5 millones de muertes el 2015. | Fuente: Getty Images

Advierten sobre el peligro de la contaminación del aire en interiores (por moho, polen, humo de tabaco, pesticidas, asbesto, plomo). En algunas ocasiones solo causa molestias, en otros los efectos son tardíos y pueden desencadenar males respiratorios o el cáncer.

El daño no es solo en exteriores, de allí que exista el llamado síndrome del edificio enfermo, por falta de ventilación.

Pero la OMS está más preocupada porque 3000 millones de personas siguen cocinando y calentando sus casas con combustibles sólidos (es decir, madera, residuos agrícolas, carbón vegetal y mineral, leña y excrementos de animales).

"En viviendas mal ventiladas el humo puede producir concentraciones de partículas finas 100 veces superiores a las aceptables. La exposición afecta particularmente a las mujeres y los niños, que pasan la mayor parte del tiempo cerca del hogar", dice el organismo sanitario.

La OMS pide la acción de los Estados, para regular la calidad del aire en la calle, hogares y los trabajos, principalmente en los países más pobres, que son los más afectados (92%).

Tengamos en cuenta que, de 3.000 ciudades latinoamericanas, Lima figura entre las urbes donde se respira el aire más contaminado, según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado el 2016.