Consumir suplementos vitamínicos en exceso perjudica el tratamiento frente al cáncer

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda no consumir este tipo de suplementos en exceso porque tiene un efecto adverso durante un tratamiento oncológico.

Los suplementos vitamínicos no deben consumidos mientras una persona se someta a un tratamiento oncológico. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Vergani_Fotografia

Cuando una persona es diagnosticada con cáncer recibe información sobre “métodos alternativos” que, aparentemente, le ayudarán a erradicar las células cancerígenas sin necesidad de intervención médica alguna. Pues esto es totalmente falso.

El Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, durante su participación en el programa Encendidos, recibió una consulta de un oyente que preguntaba si efectivamente el resveratrol, un fármaco que funciona a manera de suplemento nutricional, era un antioxidante que elevaba las defensas del sistema inmunológico frente al cáncer y también lo prevenía. Huerta lo desmintió.

“Es cierto que es una sustancia antioxidante, pero no es cierto de que se haya demostrado en algún estudio de que pueda proteger o prevenir del cáncer”, respondió.

El doctor Elmer Huerta agregó que la misma sustancia que contiene el resveratrol lo tienen algunas frutas oscuras como las moras o las uvas negras. Su consumo diario como parte de la dieta saludable está bien, pero no mientras se recibe un tratamiento oncológico. Incluso, podría producir un efecto adverso.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que no se deben consumir este tipo de suplementos de vitaminas o antioxidantes porque las células cancerosas también necesitan de esos nutrientes. “Sería como alimentar al enemigo”, señaló Huerta.