Investigadores desarrollan prueba para detectar el cáncer tan solo con el aliento

Investigaciones previas demostraron que el aliento humano es capaz de dar indicios de cáncer al esófago, al estómago y el pulmón.

La máquina que se desarrolla para detectar cáncer es similar al alcoholímetro. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: AndreyPopov

Descubre el canal de podcast de Espacio Vital a cargo de Elmer Huerta en RPP Player.

Desde que empezó a colocarse las primeras bases de la ciencia médica se sabía que el olor expelido por el ser humano puede dar señales de enfermedad. El olor a frutilla o manzana en un paciente con diabetes puede indicar algún tipo de descompensación y la insuficiencia del hígado puede ser ‘olida’ por los médicos y los familiares, dijo en el programa radial La Rotativa del Aire, el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta.

Si llevamos este tipo de anécdotas médicas al terreno siempre temido del cáncer existe historias increíbles. Se han reportado casos en que mascotas comenzaron a oler a su dueños o dueñas durante largos periodos de tiempo. Luego cuando la persona iba a realizarse el despistaje tenía cáncer.

En Inglaterra existe una organización de perros de detección médica, en donde se promueve el entrenamiento especial de perros para que puedan oler la orina de las personas y alertar si existe cáncer de las vías urinarias o la próstata.

Una célula cancerígena en 3D. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: man_at_mouse

Una investigación ya demostró en el 2018 que el aliento de una persona expele unas sustancias llamadas compuestos volátiles orgánicos, los cuales daban indicios si la persona tenía cáncer al estómago o al esófago. También se logro similares resultados con el cáncer al pulmón.

Con base en dichos estudios y experiencias, en Inglaterra se ha iniciado un estudio en el que se usa una máquina, cuyo mecanismo es similar al alcoholímetro policial, para detectar unas sustancias que pueden dar indicios de principios de cáncer múltiples.

Para probar este nuevo método se reclutarán a 1.500 personas. Este grupo numeroso involucrará a personas con sospechas de cáncer y otras a las que ya se les diagnosticó esta neoplasia. Así se compararán los resultados.

“No es una locura que el aliento de una persona con cáncer pueda despedir estas sustancias volátiles orgánicas que nos puedan ayudar en la detección del tumor”, manifestó Huerta.