Claves para prevenir las enfermedades respiratorias estacionales

Debido al cambio de estación, los limeños se encuentran más vulnerables frente a diversas enfermedades respiratorias. En junio pasado el Ministerio de Salud declaró la alerta epidemiológica frente a la influenza estacional.

El lavado de manos, así como medida preventiva de enfermedades bacterianas, sino también enfermedades respiratorias. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: AfricaImages

Setiembre es el mes bisagra entre los meses más fríos del año y el retorno de la primavera. Esta época estacional es caracterizada por un incremento de los casos de infecciones al sistema respiratorio, entre las que destaca la influenza. Por eso es conocida como influenza estacional.

La médico infectóloga Flor Eliana de la Cruz del Ministerio de Salud explica que entre la serie de enfermedades respiratorias encontramos a la faringoamigdalitis, el aumento de crisis de asma, la neumonía por el contagio de la bacteria neumococo, y por supuesto, la influenza o gripe estacional

Este tipo de enfermedades respiratorias, en especial la influenza, afecta a grupos vulnerables como los niños menores de 5 años, las mujeres embarazadas y los mayores de 60 años, según información de la Organización Mundial de la Salud.

Flor Eliana De la Cruz comenta que la mejor prevención es la vacunación, por ejemplo, contra la influenza, cuya vacuna es gratuita. Sin embargo, existen otras medidas que no requieren una intervención médica como salir abrigados o con un abrigo en la mano en caso el clima se encuentre cálido.

El abrigo es necesario en esta época. No hay que confiarse si sale algún brillo solar, dice la especialista médica. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Ridofranz

La médica afirma que si nos encontramos en lugares húmedos o con lluvia, llevar ropa impermeable es importante. Evitar el contacto con personas infectadas con enfermedades respiratorias es una buena medida de prevención.

El lavado de manos con agua y jabón no solo es necesario para evitar infecciones bacterianas a la piel, sino también las respiratorias. Mantener ventilado el espacio donde vives o labores es una estrategia eficaz para no contagiarse de las infecciones respiratorias. “Si corre mucho aire, por lo menos debe dejar ventilado el espacio un par de veces al día”, precisa De la Cruz.

En el caso de las zonas rurales, en donde es común cocinar a leña, se debe evitar la exposición de la persona al humo porque eso también impacto en las vías respiratorias, alerta la médico infectóloga.