George Harrison, el Beatle que falleció de cáncer

Se cuenta que antes de morir Harrison se reunió con Paul McCartney y Ringo Starr en una última cena para recordar el tiempo del fenómeno “The Beatles”.

George Harrison fue la primera guitarra de The Beatles. | Fuente: Getty Images.

George Harrison nació en Liverpool el 25 de febrero de 1943 en una familia humilde. Mientras creció solo pensó en tocar la guitarra. Ese deseo persistente lo llevó a ser la primera guitarra de The Beatles, donde por su actitud cautelosa el público lo apodó el “Beatle tranquilo”.

Desde 1965 todos los álbumes de la mítica banda llevaban mínimo dos composiciones de él. Si bien Harrison tuvo una vida tranquila que le permitió componer música bastante resaltante, el único vicio que terminó de destruirlo fue el tabaquismo, dijo en el programa de La Rotativa del Aire, el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta.

El guitarrista de Liverpool supo que tenía cáncer en julio de 1967 mientras cuidaba su jardín. En ese momento sintió un bulto en su cuello. En Canadá le hicieron una biopsia y se reconoció que Harrison tenía un cáncer a la garganta. Frente a eso recibió un tratamiento de radioterapia en Londres.

George Harrison es el segundo desde la izquierda. | Fuente: Getty Images.

En una entrevista que dio al diario The Independent, en junio de 1968, reconoció que la neoplasia se había originado por el cigarrillo que fumaba desde su adolescencia.

Harrison se libró del cáncer hasta mayo del 2001. Mes en la neoplasia regresó en un pulmón y fue operado de EEUU. En julio volvió el cáncer, pero esta vez en el cerebro. En Suiza le intentaron aliviar el cáncer con radiación, pero no se logró una respuesta positiva.

En julio Harrison aceptó con resignación su condición de enfermo con cáncer terminal y se fue a vivir a Estados Unidos a pasar sus últimos días. Como anécdota, se sabe que dos semanas antes de su muerte, Harrison recibió en una cena a sus amigos Paul McCartney y Ringo Starr para recordar con nostalgia y alegría los embriagantes días de la “Beatlemania”.

Elmer Huerta señaló que de esta forma se comprueba que George Harrison fue una de las 100 millones de víctimas del tabaquismo en el siglo XX.